como_vestir_bien.jpg

Mientras algunos parecen haber nacido con el talento de vestirse siempre impecables, otros sienten que vestir bien se encuentra muy lejos de su alcance. Si bien puede haber diferencias de criterio en cuanto a qué es vestirse bien, existen algunos parámetros generales que nos indican si una persona está bien o mal vestida.

Para que enfrentarte al ropero no te resulte una experiencia frustrante, te enseñamos consejos generales para vestir bien.

Cuida tus prendas. Cualquiera que sea nuestro estilo, una persona nunca estará correctamente vestida si sus prendas se encuentran sucias, arrugadas o con aspecto descuidado. Antes de usar una pieza, lávala, plánchala y cuélgala para evitar las arrugas.

Usar el talle adecuado. El error a veces no está en las prendas que se usan sino cómo se usan. Un talle de más o de menos puede arruinar cualquier look por más linda que sea la vestimenta. Procura que cada remera, pantalón, saco o blusa calce a la perfección en tu silueta.

Optar por lo que nos favorece. Por ejemplo, si eres rellenita, evita los estampados con rayas horizontales. Si eres muy delgada, olvídate de los pantalones con rayas verticales. Tú sabes que es lo que tienes para resaltar y que es lo que deseas ocultar.

Vestir bien también es una cuestión de actitud. Elegir las prendas que más nos gustan es sentirnos más cómodas con nuestra imagen. Y si estamos cómodas con nuestra imagen, entonces ya está todo dicho: ¡lucimos impecables! Lo que importa es que el espejo nos devuelva la imagen que más nos gusta de nosotras.